¨Un dogo argentino nunca muere, solo descansa¨